LA IZQUIERDA SE UNE PARA PROMOVER UN ESPACIO COMUN POR EL MANTENIMIENTO DE LAS CERCANÍAS MURCIA-LORCA-ÁGUILAS.

IU reúne en Lorca a dirigentes de los nueve municipios con estación propia, además de a representantes de PODEMOS y CCOO con la pretensión de sumar a más colectivos políticos, sociales y vecinales en la defensa del servicio público de cercanías. Es posible y deseable compatibilizar obras del ferrocarril y mantenimiento de las cercanías como se ha hecho en otros trayectos. Todos los intervinientes manifiestan su sorpresa negativa por la actitud pasiva y dócil del alcalde de Lorca que debería estar liderando desde ya un frente contra el cierre de las cercanías.

103

ÁREA LORCA RADIO.

Los dos concejales de IU de Lorca, Pedro Sosa y Gloria Martín, han hecho de anfitriones de un encuentro de dirigentes políticos y sindicales de todos los municipios que son atravesados por la línea de cercanías que une la ciudad de Murcia con Águilas.

Han acudido al encuentro representantes de las 9 localidades de la línea. Además de los dos ya citados; los coordinadores de IU en Águilas y Puerto Lumbreras, Oscar Pérez y Víctor Romera; el Teniente de Alcalde de Totana Pedro Sánchez; el dirigente de IU de Alhama de Murcia, Antonio García; la exalcaldesa y actual concejala de Unión Progresista por Librilla, Mar Hernández Porras y La Secretaria de Organización de IU Alcantarilla, Vero Montenegro. También se han acercado a la cita el Coordinador Regional de IU, José Luis Álvarez Castellanos; el Secretario de Organización Regional de IU, Josechu Durán, el Secretario de Organización de PODEMOS, Ángel Luis Hernández; el Secretario Comarcal de CCOO, Ángel Torregrosa y el ferroviario y miembro durante años del Consejo de Administración de RENFE, Antonio del Campo.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, Pedro Sosa ha presentado a los intervinientes, ya en número más reducido, y ha realizado una pequeña introducción a la cuestión, criticando que el Gobierno de la Nación haya optado por el camino fácil de cerrar las cercanías sin compatibilizar las obras con el mantenimiento del servicio. Sosa también ha tenido palabras para afear la actitud del alcalde de Lorca, que ha calificado de extrañamente dócil y contraria a los intereses generales de los lorquinos y los murcianos.

Con posterioridad ha tomado el relevo el representante regional de PODEMOS, Ángel Luis Hernández, que ha centrado su intervención en desmenuzar la pregunta parlamentaria elevada al Gobierno de la Nación por el diputado murciano de Unidas Podemos en el Congreso, Javier Sánchez Serna, sobre todos los pormenores previstos por el Gobierno que afectarán a la línea de cercanías C2 entre Murcia y Águilas con ocasión de la ejecución de las obras del corredor Mediterráneo.

La excaldesa de Librilla y actual concejala de aquella Corporación del valle de Guadalentín ha centrado su intervención en los colectivos que se verían afectados con el cierre provisional de la línea, y la necesidad de que las fuerzas de izquierda de nuestra región se unan para defender a los miles de trabajadores, de estudiantes y de ciudadanos que desde Águilas hasta llegar a la capital de la Región utilizan una línea que sirve para vertebrar nuestros respectivos territorios.

Ese mismo aspecto vertebrador ha sido puesto de relieve por el Concejal de Urbanismo y Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Totana, Pedro Sánchez, que ha manifestado la desagradable sorpresa que ha supuesto la noticia del cierre de las cercanías para el pueblo de Totana, un pueblo que ha protagonizado, y lo va a seguir haciendo, luchas históricas en defensa del ferrocarril, del mantenimiento de su estación y de la comunicación por tren con Murcia y con Andalucía. Pedro Sánchez ha contrapuesto la alta velocidad a las cercanías, afirmando que la primera sólo será una cicatriz en el territorio de muchos pueblos por los que pasará sin parar.

Por último, la intervención más técnica ha correspondido a Antonio del Campo, dirigente de CCOO, ferroviario y miembro durante años del Consejo de Administración Nacional de RENFE. Antonio del Campo ha afirmado que «no podemos permitir bajo ningún concepto cerrar las cercanías, que sería un auténtico disparate social, económico, humano y ambiental derivar el más de un millón de trayectos anuales de ese servicio a las carreteras de la Región» y que «es absolutamente factible técnicamente el mantenimiento del servicio de cercanías con la ejecución de las obras del corredor»

En tal sentido, el ferroviario ha recordado que esa compatibilidad se ha producido con ocasión de la ejecución de las obras entre Castellón y Valencia, y también en las obras que unen Albatera con Murcia. Sería trágico, afirma Antonio del Campo, que esa solución positiva no se aplicase ahora con ocasión de las obras en la línea entre Murcia y Lorca. Al respecto ha recordado que las obras de la plataforma ferroviaria de un pequeño tramo en Granada sí optaron por el cierre de las cercanías, prometiendo que el mismo sería menor a un año, cuando al final acabó superando los cinco.

Antonio del Campo ha recordado por último que a todo el conjunto de afecciones descritas también habría que sumar las laborales, ya que ese cierre podría afectar a la carga de trabajo de mecánicos de los talleres ferroviarios de Nonduermas, de maquinistas y de otro personal del servicio.

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
dolor. ut leo mi, luctus Nullam id, libero Aliquam quis, suscipit ut